La Tauromaquia Una Religión!

El fervor con el que se sigue a los toros, a un torero o incluso a determinado hierro, podrían sorprender a cualquier neófito en la lid taurómaca, pues dios se considera a aquel espada que es capaz de llenar de felicidad el corazón de cualquier aficionado cuando enjareta dos series de naturales pintureras.

Pero la palabra religión aplicada a la tauromaquia tiene un sentido más profundo. Podríamos remontarnos al antiguo Egipto para entender lo que significa el toro en esa cultura ancestral, a la Roma Clásica o incluso a la Creta de nuestros orígenes mediterráneos para comprender el sentido funerario-religioso de la tauromaquia.

No lo vamos a hacer en este escrito porque sería muy extenso, y al curioso hay que dejar la libertad de elección y movimiento. Sin embargo, sí que vamos a centrarnos en los aspectos judeocristianos que fluyen a lo largo de una tarde soleada de toros.

Comencemos por el número tres, que se repite constantemente en un festejo y que algunos tratadistas han querido identificar con la Santísima Trinidad, por aquello de preservar de la muerte y servir de faro y guía a las tensiones irracionales que se viven ante la cara de un toro cuando te juegas la vida. ¿O no es curioso sumar uno a uno los detalles que fluyen a lo largo de una faena para certificar lo comentado?: Tres pares de banderillas, tres puyazos, la terna, el terno de los toreros, tres subalternos, tres avisos y tres toques de clarín, tres lotes de toros, los tres tercios de la faena, el tercio referido a las tres partes del albero…

El toro, el hombre y la religion (Fuente: Estefania Zarallo)

Don José de la Tixera, que a la sazón dictó al que se considera creador moderno de la tauromaquia, el matador de toros Francisco Montes Paquiro, el guión para hacer del rito taurino lo que hoy conocemos como la lidia de un toro, fue un insigne escritor que lució su literatura en la primera mitad del siglo XIX. De él se cree que tomó Paquiro todas sus enseñanzas y de él se cree también que influyó notablemente a la hora de fusionar  el rito religioso cristiano con el rito pagano del toreo. Así podemos comprobar el mimetismo que existe entre la consagración de ambas ceremonias: Con el cáliz, en el caso de una misa cristiana, y con el basito de plata, en el del toreo. Y es que la tauromaquia surge de una cultura cristiana que a nadie debe sorprender: La visión de Ezequiel tiene al toro como protagonista y la representación iconográfica del evangelista san Lucas muestra a una res brava como símbolo deun dios poderoso, fuerte y valiente.

Pero las semejanzas van mucho más allá. Pases como la Verónica están inspirados en textos de la Biblia; Verónica fue la mujer que enjugó el rostro de Cristo con un trapo camino del Calvario y su representación pictórica lo exhibe de la misma forma a como se hace con el percal. Hasta la cruz se hace evidente en las armas que portan los toreros (cruceta, espada y cacheta). Incluso existe un axioma taurino que se utiliza a la hora de matar: “A quien no hace la cruz, se lo lleva el diablo”.

Reparemos también en las vestiduras del torero y los signos exteriores que lo identifican. Oropel para el adorno de alamares, borlas, taleguilla o chaquetilla. Oropel en la casulla de un cura. Coleta para identificarse y distinguirse de los demás a un torero. Tonsura para hacer lo propio con un sacerdote. Hasta la espiga de trigo que lucen las medias de los espadas en blanco o negro, mantienen similitud con el símbolo ancestral de la cristiandad: el pan. ¿No es un novicio un novillero y los hábitos se toman tras una alternativa?

Pero si algo mantiene unidas y mimetizadas ambas liturgias en su culminación, pues todo está dirigido a la cumbre que justifica el rito: la consagración de la muerte, de ahí que muchos aficionados piensen que la tauromaquia perdería su sentido si de ella se eliminara el acto fundamental que la sostiene.  Bajo el albero existe un mundo intrincado de intelectualidad que a cualquier espíritu curioso ha de interesar. Lo místico, hasta sorprende.

Cultoro

.German Ceron
Advertisements

About mozodeespadas

Soy sincero aunque tengo mil defectos no soy el hombre perfecto yo tan solo soy normal! Apasionado al arte de la tauromaquia y fiel hincha del Indp. SantaFe!
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s